La semana del 12 al 16 de noviembre de 2018, se celebró  en la ciudad de Albacete la Semana de la Ciencia. Muchas y variadas han sido las actividades de las que distintos centros docentes de la provincia han podido disfrutar.

En concreto la actividad de Nanociencia desarrollada, entre los días 15 y 16,  en el edificio de la calle de la Innovación nº 1, del Parque Científico y Tecnológico de Castilla La Mancha;  dedicaba esos dos días, parte de sus instalaciones, a unas Jornadas de exposición de Nanotecnología y talleres de Futurenano. Estas hicieron las delicias entre el alumnado de varios centros, como: el IES Vandelvira, el IES Leonardo Da Vinci, el IES Amparo Sanz, los tres de la capital, y el IES CENCIBEL, de Villarrobledo. Centros que han transmitido los deseos de realizar esas jornadas en próximos años y que en años anteriores, sienten haber quedado fuera, por la alta demanda y la exclusiva oferta.

Los cuatro centros, en cuatro sesiones individuales, y de la mano de dos monitoras científicas de la empresa Esciencia Eventos científicos, s.l.; han tenido la suerte de ver, aprender, experimentar, descubrir, colaborar, trabajar en equipos y aplicar, todo lo relativo en adecuados y suficientes rasgos, del fantástico mundo de la Nanociencia.

Mundo que se les ha transmitido para sembrar en los alumnos que han asistido junto con sus profesores, de Educación secundaria, Bachillerato y Formación profesional; la semilla del futuro más cercano que ya está invadiendo nuestras vidas y en sus aplicaciones reales cotidianas.

Los temas tratados van desde la explicación de lo más básico en ciencia hasta mostrarles a donde pueden llegar si eligen estudiar en un futuro e investigar en este campo. Todos los conceptos han sido adaptados y adecuados a su nivel formativo. Además de complementarlo e implementarlo en sus vidas, han podido desarrollar y descubrir por ellos mismos cómo influye en el mercado la Nanociencia. Se les ha percibido realmente interesados, a estos científicos en potencia,  en temas como la electrónica, textiles, materiales de construcción, transportes, cosmética…

El plato fuerte de las Jornadas, llegaba en cada sesión, (porque habían estado muy atentos, en la exposición previa) cuando se han convertido en agentes de varias misiones secretas. Dando rienda suelta a su creatividad hemos disfrutado  de ideas revolucionarias que seguro que  tendrían una buenísima  acogida en el mercado,  cómo fibras de ropa con  nitinol de manera que aplicando calor en un armario  la ropa quede planchada, ollas  con indicadores de temperatura, ventanas con grafeno en sus cristales para aprovechar la energía  del sol, y muchos otros. Las exposiciones de sus retos han sido dignas de una juventud que lejos de parecer desorientada ha demostrado que las ideas las tiene muy claras, y están preparados para frenar la fuga de cerebros que lleva sufriendo nuestro país desde que estalló la crisis.”