Colaboración CRIB y Hospital. Un grupo de cinco científicos y un técnico de laboratorio del CRIB colaboró con el Hospital de Albacete en los tres meses más críticos de la pandemia. A ellos, se sumó también Susana Alexandre, investigadora del IDINE.

En concreto, coordinados por el director del CRIB, Antonio Mas, ayudaron al Servicio de Microbiología en el diagnóstico de la COVID-19.

Un trabajo que desarrollaron desde el inicio del Estado de Alarma hasta mediados de junio. Su labor consistió en la realización de extracciones del virus.

Una importante tarea para este grupo de investigadores, especializados en Virología; Oncología; Genética; Dinámica Celular; Bioquímica y Biología Molecular; y Micología Molecular. Colaboración que llevaron a cabo durante tres meses, todos los días de la semana.

Cerca de 9.000 extracciones de material genético

Estos científicos, entre los que se encuentra Piet de Groot, investigador del PCTCLM, realizaron cerca de 9.000 extracciones de material genético (RNA) de muestras de personas con posible contagio de COVID-19. Se llegaron a resolver 1.600 muestras en una semana.

En palabras de Piet de Groot, “nunca hemos querido dar una falsa imagen de importancia. Simplemente queríamos ayudar”. 

Este investigador del CRIB asegura que está “muy contento y orgulloso por haber podido ayudar al hospital en esa crisis sanitaria”.

Cuando la situación empezó a estar más controlada, y tras una donación anónima que recibió la UCLM, la institución académica invirtió en la compra de equipos que realizan este trabajo. Además, se contrató a un técnico especializado, que es el responsable de este servicio en la actualidad.

Centro Regional de investigaciones Biomédicas

El CRIB es uno de los recursos de I+D+I de la UCLM con los que trabaja el Parque Científico y Tecnológico de Castilla La Mancha.

De estos siete investigadores, seis pertenecen al CRIB: Piet de Groot, Juan Francisco Llopis, José Javier García, María Ángeles Ballesteros, Armando Arias, Diego Manuel Fernández Aroca; y una, Susana Alexandre Moreno, al IDINE.

El Centro Regional de Investigaciones Biomédicas de la Universidad de Castilla la Mancha nace como fruto de un convenio de colaboración con la Consejería de Sanidad. Su finalidad es fomentar y coordinar la investigación biomédica en la región para avanzar en la calidad de nuestro sistema sanitario.

Su labor investigadora se desarrolla en tres campus de la UCLM, Albacete, Ciudad Real y Toledo, donde tiene establecidos programas aplicados a problemas concretos de salud. 

Dispone de infraestructura y tecnología de apoyo a la investigación y despliega una intensa actividad en la formación de investigadores de calidad. Es una ventana abierta a la colaboración con la comunidad científica a la que se encuentra vinculado a través de estrechos lazos de cooperación.

Share This