Claves para reducir la propagación de la Covid-19. La investigadora Florentina Villanueva, perteneciente al INCRECYT, nos ofrece las claves para reducir la propagación de la Covid-19 en los espacios interiores.

Villanueva, que está adscrita al Instituto de Investigación en Combustión y Contaminación Atmosférica de la UCLM,  es la responsable del Laboratorio de Contaminación Atmosférica dedicado a la captación y análisis de contaminantes en el aire y, desde hace años, está centrada en la “Contaminación del aire interior”.

Florentina hace referencia a varias publicaciones del profesor e investigador de la Universidad de Colorado Boulder, José Luis Jiménez.

Según apunta, esto es, a día de hoy, lo que se sabe desde el punto de vista científico para evitar contagiarse sobre todo por aerosoles en los espacios interiores.

AMBIENTES INTERIORES Y COVID

El rastreo de contactos demuestra que es 20 veces más probable contagiarse en los espacios interiores que en el exterior. Por tanto, de nada sirve llevar la mascarilla por la calle si luego cuando hay más riesgo la gente se la quita.

De más de 1.000 brotes de superpropagación, cuando una persona contagia a muchas, solo uno o dos ocurren fuera.

En el exterior, con la mascarilla y guardando la distancia de seguridad no hay problema.

LO QUE HAY QUE EVITAR

1. Estar en espacios interiores donde no se respeta la distancia de seguridad.

2. Estar mucho tiempo, con mucha gente y poca ventilación.

3. Estar con gente que no lleve la mascarilla o la lleve mal puesta, con huecos. Se ve a muchas personas con mascarillas que no están homologadas y, además, no se ajustan a la nariz. Por ahí puede escaparse el virus y contagiar a los demás.

¿QUÉ SE PUEDE HACER?

-Ventilar mucho. Mantener puertas y ventanas abiertas siempre que sea posible. Para saber si hay mala ventilación, medir el CO2. Por encima de 800 ppm, puede indicar exhalaciones potencialmente infecciosas. Hay medidores muy baratos para ello.

-Si no se puede ventilar, filtrar el aire con filtros HEPA portátiles que retienen el 99.97 % de las partículas de tamaño superior a 0.3 micras.

Que no sean ruidosos, mejor por debajo de 50 dB para que no molesten; que no lleven ionizador y que el fabricante nos asegure que no genera ozono ya que se dan reacciones peligrosas para la salud; que tengan una capacidad de filtrado tal que se filtre todo el aire de la habitación al menos 3 veces en una hora.

Por ejemplo, en una habitación de 4 x 4 x 2,5 = 40 mse necesita un caudal de 40 x 3= 120 m3h. Si es más, mejor. Si no se pueden comprar, también se podrían hacer caseros, con un ventilador y un filtro. Pero no estaremos seguros de la eficacia.

Share This