La empresa Vector ITC, integrada en el PCTCLM, ha publicado en su blog Tech Magazine, el siguiente artículo sobre WI-FI 6E: La nueva conectividad inalámbrica.

El año 2020 pasará a la historia como el año de los avances en Wi-Fi, ya que a la industria se le otorgan numerosos cambios y mejoras en el espectro. Cuando se habla de conectividad Wi-Fi, la velocidad es la clave, y es precisamente este punto el que ha estado evolucionando rápidamente en los últimos años.

Primero, en 2019, llegó al mercado el Wi-Fi 6, una nueva y más rápida versión de Wi-Fi. Ahora, la Comisión Federal de Comunicaciones de EE. UU. (FCC) ha aprobado unánimemente la ampliación del espectro, que utilizará la banda de los 6 GHz sin licencia, lo que se conocerá como Wi-Fi 6E.

El avance más importante hasta el momento

Podría convertirse en el avance más importante hasta el momento y llegará para finales de 2020 a EE. UU. Otros países todavía no han tomado la misma decisión, por lo que Wi-Fi 6E aún enfrenta barreras regulatorias en gran parte del mundo.

Esta decisión ha sido a causa del aumento de dispositivos conectados que se espera para los próximos años. Con la irrupción del IoT y otras tecnologías y, con ellas, el futuro de internet será más rápido e inteligente.

¿Qué es el Wi-Fi 6E?

Hoy en día, gran parte de los equipos utilizan WiFi 4 y WiFi 5. Estas dos tecnologías utilizan bandas de 2.4Ghz o de 5Ghz. Por su parte, Wi-Fi 6E es la próxima generación de conexiones Wi-Fi y una evolución ligera del Wi-Fi 6, que se lanzó el año pasado y que todavía se está implantando.

Wi-Fi 6E ofrece mayor velocidad para los dispositivos compatibles, ya que puede usar a la vez la banda típica de 2.4Ghz y la banda de 5Ghz. Pero, además añade al Wi-Fi 6 la banda de 6Ghz. Es decir, cuando se presentó el Wi-Fi 6 su principal característica era que podía utilizar a la vez las bandas de 2.4Ghz y 5Ghz, pero se quedaba ahí. Con el Wi-Fi 6E además se añade 1.2Ghz más a esa Wi-Fi 6, por lo que puede abarcar más de 6Ghz. Es por esto por lo que al nuevo Wi-Fi 6E también se le conoce como Wi-Fi de 6Ghz.

Además, este nuevo espectro ofrece canales adicionales que no se superponen. Concretamente, 14 canales adicionales de 80 MHz y 7 canales adicionales de 160 MHz. Actualmente sólo se pueden configurar 2 canales en 160MhZ.

Multiplica por cuatro el espacio disponible para routers y otros dispositivos

Básicamente, multiplica por cuatro el espacio disponible para routers y otros dispositivos. Lo que significa bastante más ancho de banda. Así mismo, evitará los problemas de conexión e interferencia y minimizará la congestión para cualquier dispositivo que pueda aprovecharlo. Se espera que sea dos veces más rápida que el estándar actual.

Muchas empresas tecnológicas apoyan la acción:

Amazon opina que “el Wi-Fi 6E allanará el camino hacia un futuro más innovador y nos permitirá ofrecer una experiencia del cliente más inteligente, más rápida y conveniente”.

Facebook dijo que “la medida llega en un momento crítico para mejorar la conectividad a Internet y complementará la implementación del 5G”.

Sin embargo, algunas compañías, entre las que se incluyen las empresas de servicios públicos, han expresado su preocupación por el uso de este nuevo espectro:

 AT&T Inc opina que “permitirá la introducción dispositivos que pueden dañar, o incluso eliminar, los enlaces en las redes que monitorean nuestra red eléctrica“.

Beneficios que trae el Wi-Fi 6E

Los 1.200 Mhz que usa el Wi-Fi 6E permitirán tasas de transferencias bastante más altas en los dispositivos conectados a la misma red. Los dispositivos Wi-Fi 6E aprovechan que los canales son más amplios y una capacidad adicional para ofrecer un mayor rendimiento de la red y admitir más usuarios de Wi-Fi a la vez. Incluso en entornos muy densos y congestionados, como espacios públicos, aeropuertos, estadios, etc.

Cuanto mayor sea el número de canales, se producirán menos interferencias en las conexiones entre distintos dispositivos, se podrá minimizar la congestión y la comunicación no se verá degradada y será más fluida y rápida.

Por ejemplo, si se va a transmitir contenido en resolución 4K con una alta tasa de bits o usar realidad aumentada o realidad virtual, contar con este ancho de banda será esencial para que la experiencia del usuario sea óptima.

Realidad virtual

El espectro de 6GHz solo estaría disponible para dispositivos compatibles de nueva generación

Al mismo tiempo, el espectro de 6GHz solo estaría disponible para dispositivos compatibles de nueva generación. Por lo que no se verá ralentizado por dispositivos más lentos. Pero, para aquellos dispositivos que todavía usan generaciones de Wi-Fi anteriores, el beneficio del ancho de banda liberado también aumentará su conectividad, ya que Wi-Fi 6E absorbe los casos de uso de mayor rendimiento.

Es decir, los dispositivos Wi-Fi 6E serán compatibles con versiones de Wi-Fi 6 y estándares anteriores de Wi-Fi. Pero, para aprovechar esos nuevos canales de 6GHz, se necesitará usar dispositivos compatibles.

Sin embargo, este nuevo espectro también genera una serie de problemas, y es que no se va a poder aprovechar siempre esta velocidad, ya que la señal tiene menor capacidad de penetración. Esto quiere decir que pasa peor por las paredes, lo que hace que si una persona se aleja del router puede tener una mayor pérdida de velocidad.

Además, hay que tener en cuenta que no se podrán ver los beneficios de 6GHz hasta que se adquiera un router Wi-Fi 6E. Lo más probable es que sean algunos de los primeros productos en llegar al mercado.

Lo que está por venir

A pesar de que la Wi-Fi Alliance introdujo Wi-Fi 6E a principios de este año, a la Comisión Federal de Comunicaciones de EE. UU. (FCC) le ha llevado un tiempo dar autorización a la banda de frecuencia de 6 GHz para Wi-Fi 6E. Además, para que el estándar se adopte a nivel mundial, se necesita que todos los países aprueben la disponibilidad de esa banda sin licencia. Eso significa que los problemas regulatorios podrían retrasar la disponibilidad de esta tecnología en algunos países. Muchos dispositivos también se envían a todo el mundo, por lo que también podría retrasar la adopción general si los principales mercados se quedan atrás.

Aun así, se espera que los primeros dispositivos compatibles con Wi-Fi 6E lleguen al mercado de EE. UU. a finales de 2020, para generalizarse en 2021. Una vez que los equipos de 6 GHz vayan siendo más comunes, irán habiendo más aplicaciones y nuevas funcionalidades, para, por ejemplo, lo que está por llegar sobre el Internet de las Cosas y las Smart Home.

Es bastante probable que los smartphones sean los primeros dispositivos de consumo que adopten Wi-Fi 6E. Después de los smartphones, se espera que le sigan las tablets y la adopción en televisores probablemente de cara a 2022.

Los fabricantes se han estado preparando para este momento. El fabricante de chips Broadcom ya ha anunciado un chip móvil Wi-Fi 6E, Intel dijo que tendrá chips listos para enero de 2021.Y por su parte, Qualcomm ha dicho que está listo para admitir Wi-Fi de 6 GHz en productos inalámbricos de próxima generación para ofrecer conexiones menos congestionadas y más rápidas. La empresa ha anunciado dos tipos de chips compatibles con Wi-Fi 6E: uno para smartphones que llegarán a finales de año, y otro para los fabricantes de routers que ya pueden disponer de ellos de forma inmediata.

Conclusiones

Wi-Fi 6 y dentro de poco Wi-Fi 6E serán esenciales, por ejemplo, para brindar un rendimiento mejorado y satisfacer la demanda de plataformas y aplicaciones como de streaming, juegos online, realidad virtual y aumentada, asistencia médica, descargas más rápidas y redes corporativas con una alta densidad de usuarios.

Por ejemplo, en un centro comercial, una universidad, aeropuerto o una feria de negocios la conexión, a menudo, falla o es bastante lenta. Esto se debe, principalmente a que la capacidad de la red todavía está limitada para hacer frente a la creciente necesidad de intercambiar, consumir datos y conectar múltiples dispositivos móviles, pero esto queda solventado en los nuevos estándares.

La Wi-Fi 6E también traerá mayores avances tecnológicos en Wi-Fi que introducirán nuevos casos de uso y acelerarán, por ejemplo, la conectividad de próxima generación con redes 5G.

Share This