El Grupo de Investigación GEINTRA tiene una estrecha relación con nuestro Parque Científico y Tecnológico desarrollando el Proyecto FrailCheck de forma conjunta junto con el Hospital Universitario de Guadalajara.

El pasado viernes 13 de septiembre, dentro del Acto de Apertura de Curso de la Universidad de Alcalá, se hizo entrega de los  XIV Premios del Consejo Social a la Transferencia de Conocimiento Universidad-Sociedad, habiendo sido premiado en la categoría de Ciencias de la Salud, Experimentales y las ramas técnicas de la enseñanza el trabajo “Inteligencia ambiental para la vida independiente” del Grupo de Investigación GEINTRA

La fragilidad es un estado asociado al envejecimiento, que conduce a una disminución de la reserva homeostática y de la capacidad de adaptación del organismo, produciendo en el individuo un aumento del riesgo de incapacidad, una pérdida de la resistencia y una mayor vulnerabilidad a eventos adversos. Para reducir la fragilidad hay que actuar sobre su principal factor de riesgo, la inactividad. Las intervenciones centradas en la actividad física han demostrado su eficacia en retrasar e, incluso, revertir la fragilidad y la discapacidad, habiéndose demostrado también la mejora del estado cognitivo y el aumento del bienestar emocional.

El objetivo de este proyecto, titulado FrailCheck (Frailty+Check), es diseñar, desarrollar y validar un sistema que sirva de ayuda a la valoración de la fragilidad en pacientes ancianos. Este sistema estará basado en distintas tecnologías de detección que permitirán medir de manera suficientemente precisa la actividad física del anciano e, igualmente, a través de sistemas de localización, también se obtendrán sus pautas de comportamiento. Desde el punto de vista tecnológico, se propone que los pacientes porten sistemas inerciales de mínima invasión, e incluso que puedan portar una red sensorial corporal que permita la medida de parámetros fisiológicos relevantes para el diagnóstico. Estos sistemas se fusionarán con sistemas de localización ubicados en la infraestructura (sistemas ad hoc, redes WiFi, etc.) del entorno (residencia, hospital, o incluso el domicilio del paciente).

Con todo ello se pretende ofrecer al personal médico y asistencial un conjunto de evidencias objetivas que faciliten la evaluación temprana de la fragilidad de los pacientes, durante los periodos de tiempo que facultativamente se establezcan, así como el seguimiento de las terapias establecidas que permitan retrasarla e incluso revertirla. La propuesta tecnológica de FrailCheck es de un nivel avanzado y con unos objetivos ambiciosos, esperándose que del éxito de la misma se derive una mejora en la salud de los ancianos, en los procedimientos de valoración de la fragilidad y en la reducción de costes sanitarios derivados del estado de fragilidad y sus consecuencias.