El grupo de investigación “Biología Molecular y Fisiología Vegetal” del Instituto Botánico de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), al que pertenece el Investigador Increcyt Oussama Ahrazem, junto con el grupo “Biotecnología Vegetal Aplicada” de la Universidad de Lleida, ha publicado recientemente en la prestigiosa revista New Phytologist un trabajo sobre la caracterización de un nuevo miembro de la familia 2 de dioxigeneasas de corte de carotenoides (CCD) capaz de generar a partir de la zeaxantina el apocarotenoide crocetina. Este metabolito se encuentra en los estigmas de azafrán dándole su característico color rojo, esta molécula junto con otras formas glucosiladas derivadas del mismo tiene un gran interés debido a su capacidad de limitar la proliferación de ciertos tipos de células malignas, su actividad antidepresiva y neuroprotectora. La proteína CCD2 que cataliza la reacción ha sido expresada en la bacteria E. coli y en un sistema estable de caracterización de genes en arroz produciendo crocetina a partir de zeaxantina en ambos sistemas. Se ha demostrado que los callos derivados de embriones de arroz son un sistema adecuado y rentable para probar la actividad de las enzimas CCD2 y abrir el camino hacia la producción de estos importantes metabolitos secundarios para aplicaciones farmacéuticas, ya sea en cultivo celular a través de la fermentación o directamente en plantas.
imagen art. Oussama
Callos de arroz capaces de sintetizar el metabolito crocetina.

Share This