Inteligencia Continua. La empresa Vector ITC, afincada en el PCTCLM, nos explica en este artículo qué es la Inteligencia Continua y cuáles son sus beneficios.

Con la llegada de la transformación digital y el crecimiento de la tecnología, muchas empresas se han estado adaptando a todos estos cambios rápidamente.

El reto es conseguir que el análisis de los datos sea rápido y que se actualice de forma continua y constante

La necesidad de análisis de datos y el uso del Big Data para impulsar mejores decisiones comerciales ha existido siempre. Pero, hoy en día existe, un reto importante en este campo. Hay que conseguir que el análisis de los datos sea rápido y que se actualice de forma continua y constante. Aunque los datos sean muchos y diversos y estén o no  estructurados. Es aquí donde aparece el concepto de Inteligencia Continua (CI), diseñada para analizar todos tipo de datos en tiempo real.

Podría decirse que la transformación digital ha estado acercando, poco a poco, a las empresas a lo que significa operar en tiempo real. Pero, no ha sido hasta la llegada de la pandemia de la COVID-19 cuando se ha acelerado esta transformación hasta el punto de no retorno.

En esta nueva era, las empresas que tengan éxito serán aquellas que operen utilizando un modelo impulsado por software. Reconocerán el poder de transformar enormes volúmenes de datos en conocimiento y en tiempo real, lo que las impulsará al éxito. La capacidad de hacer esto en tiempo real, de forma continua y en múltiples disciplinas funcionales, se encuentra en el corazón de la Inteligencia Continua.

¿Qué es la Inteligencia Continua?

La Inteligencia Continua es una herramienta en la que el análisis, en tiempo real, de todo tipo de datos se integra en las operaciones comerciales. Su finalidad es determinar acciones que den respuesta a momentos y eventos comerciales.

Se trata de una solución fluida, impulsada por Inteligencia Artificial, que permite a una empresa aprovechar los datos de forma continua y detallada de todas las fuentes posibles.

La CI combina datos y análisis con procesos comerciales transaccionales y otras interacciones en tiempo real. Aprovecha algunas tecnologías, como la analítica aumentada, la optimización, el procesamiento de flujos y el Machine Learning. Lo que permite reducir la intervención humana durante todo el proceso.

Además, permite a las organizaciones entregar más rápidamente aplicaciones y servicios digitales confiables; protegerse contra las amenazas de seguridad; y optimizar consistentemente sus procesos comerciales en tiempo real. Por otro lado, también permite a los empleados obtener desarrollo, TI y equipos de seguridad con todos los datos; así como la información necesaria para abordar los desafíos tecnológicos y de colaboración necesarios para sus empresas.

El auge de la Inteligencia Continua

Las organizaciones han estado buscando durante mucho tiempo la Inteligencia en tiempo real. Hasta ahora, los sistemas estaban bastante limitados para poder hacerlo. Pero, con la llegada de la nube, los avances en el software de transmisión y el crecimiento exponencial de los datos que se recogen, estos sistemas se pueden implementar sin problemas a una escala mucho más amplia.

A esto se suma que la pandemia de COVID-19 ha provocado una discontinuidad empresarial. Situación en la que la transformación digital ha pasado de la evolución a la explosión de la noche a la mañana. Duplicando, triplicando y cuadruplicando las cargas de trabajo de infraestructura y aplicaciones en la nube.

Esta situación ha dado pie a la necesidad de recopilar, indexar y analizar todos los datos en tiempo real. Y, como consecuencia, al auge de la Inteligencia Continua (CI) y a su uso generalizado.

De hecho, se estima que para 2022, más del 50% de los principales sistemas comerciales que se creen nuevos incorporarán CI para hacer uso de los datos en tiempo real para mejorar la toma de decisiones.

Además, diversas encuestas han revelado que el 88% de los ejecutivos de alto nivel dijeron que su empresa se beneficiará de la Inteligencia Continua. El 74% cree que la Inteligencia Continua ayudará a impulsar la velocidad y la agilidad de las empresas. El 76% indicó que es probable que empleen esta tecnología en los próximos 12 meses. Y el 62% cree que la Inteligencia Continua es un nuevo enfoque que muchas empresas deberán adoptar a medida que hagan más uso de su software para generar ingresos.

Beneficios de la CI

La Inteligencia Continua permite que las empresas puedan acceder de forma más rápida a toda la información. independientemente de que las fuentes de dónde se extraen esos datos sean complejas, tengan mucho volumen o sean variadas. Y todo esto con el objetivo de cubrir las necesidades de los usuarios que cada vez más buscan que todo sea al instante.

A esto se suman otros beneficios que hacen que esta tecnología deba ser implementada en muchas empresas:

  • Mejora la calidad y la precisión de una amplia variedad de decisiones operativas. Incorpora más tipos de datos confiables en los algoritmos que se utilizan para calcular decisiones.
  • Los sistemas pueden procesar grandes volúmenes de datos rápidamente. Protegiendo, de esta forma, a las personas de una posible sobrecarga. Pueden aplicar reglas y lógica de optimización para evaluar muchas más opciones de las que una persona podría considerar en el tiempo disponible.
  • Está respaldada por tecnologías como la Inteligencia Artificial (IA), Machine-Learning (ML) y la Analítica Aumentada. la Inteligencia Continua también puede minimizar o incluso eliminar la intervención humana durante todo el proceso. El equipo de TI puede ahorrarse una avalancha de notificaciones que reciben todos los días de las herramientas de monitoreo.
  • Es un proceso sin interrupciones que extrae automáticamente datos de varias fuentes y permite a las empresas hacer uso de ellos cuando sea necesario.
  • Se basa principalmente en la disponibilidad de los datos en tiempo real, lo que en sí mismo es un desafío para la mayoría de las organizaciones. Las empresas que recopilan grandes cantidades de datos a menudo carecen de un sistema que pueda aprovecharlos para obtener información útil.
  • También ayuda con la ciberseguridad y la detección de fraudes. Una potencial amenaza a la seguridad puede pasar desapercibida para un profesional por varias razones. En cambio, un sistema de CI impulsado por IA y ML puede generar una respuesta proactiva adecuada a la amenaza y actuar en función de ella. Basándose en múltiples puntos de datos sin interrumpir las operaciones comerciales.
  • Se trata de una herramienta que está disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana y durante todo el año, sin excepciones.
  • Puede reconocer patrones de datos, ya que identificarlos y reconocerlos es parte del ML. CI abarca el conocimiento adquirido y el estudio de la información estadística. Ayuda a clasificar datos y a aplicar identificadores, desarrollar nuevos algoritmos y crear datos de prueba.

Artículo completo

Share This