Las tiendas del futuro. Tras la crisis sanitaria del Covid 19, las tiendas buscan una solución para sobrevivir en un mercado marcado por la incertidumbre y las perdidas, que han sido muchas en estos últimos meses. La empresa Capazita, integrada en el PCTCLM, nos habla en este artículo sobre cómo sobrevivir en la era digital.

Las tiendas en general y en concreto el mundo de la moda se han visto afectadas por un consumidor que ha cambiado su forma de pensar y comprar. Los datos hablan por sí solos, empresas abocadas al cierre y destrucción de más 65.000 empleos.

El consumidor ahora busca mucha mayor transparencia e información en los productos. Busca valores y un estilo de vida representado en los productos que compra.

Estos valores son, sobre todo, bienestar, salud, empatía y positivismo.  La transformación digital de los retailers es imprescindible para mantenerse a flote, creando una experiencia agradable para el usuario y con mucho cuidado de las fake news y los haters que desprestigian las marcas y los productos.

Evolución del valor para el cliente

En esta pirámide te indicamos los valores a los que se tendrán que adaptar los retailers del futuro si quieren vender:

Pirámide tiendas digitales

  1. Cumplir su función: El requisito mínimo que todo cliente pedirá a sus marcas. El producto tiene que funcionar y servir para lo que lo vendemos.
  2. Buena relación calidad/precio: La percepción de valor del cliente es fundamental. Hay que dar una buena razón al cliente por la que comprar nuestro producto.
  3. Atractivo estético: El diseño es esencial, todo lo que conforma el unboxing del producto hasta la forma de reciclarlo tiene que llamar la atención.
  4. Salud y bienestar: Cuidarnos es tendencia por lo que la pregunta que debemos hacernos es ¿cómo contribuye nuestra marca a hacer sentir mejor a nuestros clientes?
  5. Divertido: El entretenimiento ha tenido una fusión con el resto de los ámbitos de nuestra vida, especialmente en el mundo retail. Tienes que ser una tienda divertida o desaparecerás.
  6. Me identifica: Las marcas del futuro tendrán que hacer partícipes a sus clientes en su diseño, producción y venta de productos. Solo de esta forma, los clientes se sentirán identificados con nosotros, clave de la diferenciación.
  7. Me conecta: En este mundo hiperconectado, el consumidor es omnicanal y está conectado a comunidades donde le ofrecen opciones de compra adaptadas a sus necesidades.
  8. Aporto a la sociedad: En lo más alto de está pirámide están las marcas que tienen impacto en la sociedad, que se preocupan por el medioambiente y que tienen un fin social. El #MarketingSocial crea vínculos entre las marcas y los consumidores.

En definitiva, el Marketing de Valores y la digitalización han revolucionado la forma en la que el consumidor se conecta con las marcas, debemos asumir la transformación digital como una necesidad, aunque a muchos les cueste.

Share This