Este año el objetivo del concurso ha sido desarrollar aplicaciones tecnológicas que puedan ayudar a las personas con diversidad funcional que son usuarias del Centro de Recuperación de personas con discapacidad física (CRMF).

Para ello, el CRMF ha participado en la fase de lanzamiento del concurso a fin de formar a los equipos participantes en esta problemática, describir qué problemas son más acuciantes en su día a día y qué esperan de la tecnología para ayudarles a afrontarlos. Esto permitirá además sensibilizar a los alumnos sobre la problemática con las que estas personas conviven y trasmitirles además una imagen social positiva.

Como en anteriores ediciones, la actividad ha contado con el patrocinio de empresas instaladas en el Parque Científico y Tecnológico de Castilla-La Mancha en Albacete pertenecientes al sector de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones, que han demostrado su implicación con la tecnología al servicio de las personas con diversidad funcional.

Share This